Estatuas de El Retiro (1)

Saludos gatunos amigos. Como os comenté en el anterior artículo, voy a tratar de traeros al blog, toda la información posible, relativa a lo que es, lo que hay y lo que representa todo aquello que se encuentra dentro de los Jardines del Buen Retiro, nuestro querido PARQUE  DEL RETIRO.

Como es mucha y muy diversa la cantidad de elementos distintivos del Parque, os lo voy a intentar dar bien machacadito para que no se os haga muy pesado y podáis disfrutar plenamente de todas estas maravillas. Mucho es el material que he podido reunir, y como es demasiado volumen para un solo artículo, os lo voy a exponer en diversas entradas para que os lo pueda explicar mejor. Comenzaré por las estatuas y elementos conmemorativos que, como también son bastantes, los he dividido en tres partes, siguiendo las rutas fotográficas que realiza Antonello Della Notte, yo creo que el mayor experto y conocedor del Parque del Retiro, y que me ha ofrecido su ayuda para la realización de todos estos artículos, y al que, desde aquí, quiero enviar mi agradecimiento. Hoy iniciaremos la Ruta 1, bajo el título de ESTATUAS DEL RETIRO (1) que, justo abarca, los elementos comentados más cercanos a la Avenida de Menéndez y Pelayo. (Viene especificada en el mapa, la ubicación exacta de cado uno de ellos)

01- Mural de la Virgen de los Reyes

Se trata de un pequeño mural realizado con azulejos sevillanos, y que formaba parte de un monumento situado en un lateral de la llamada Glorieta de Sevilla, dedicado a los escritores más famosos de la capital andaluza: Benito Mas y Prat, los hermanos Serafín y Joaquín Álvarez Quintero, los hermanos Antonio y Manuel Machado, Gustavo Adolfo Bécquer, Luis Montoto Rautenstrauch, Torcuato Luca de Tena y Álvarez-Ossorio, José María Izquierdo y Francisco Rodríguez Marín.

El monolito, que fue sustituido en 1995 por una fuente (de la que hablaré en su momento), estaba acompañado de un estanque polilobulado junto con seis bancos adornados con azulejos representando monumentos andaluces. De él, sólo se ha conservado esta Virgen de los Reyes, patrona de Sevilla. Se trata de un mural que completaba el conjunto y fue realizado alrededor de 1920 con motivo de la I Feria de la Planta y la Flor, promovida por la reina Victoria Eugenia para recaudar fondos con fines benéficos. 

En lo que respecta al mural, está compuesto por un pequeño muro enfoscado y pintado, y con unas medidas aproximadas de 1,80 por 0,90 por 0,25 metros, y cuenta con doce azulejos cuadrados e incrustados en los que se ha reproducido una imagen de la Virgen de los Reyes que está protegida por un tejadillo con cornisa revestida de una cenefa cerámica y de tejas blancas y azules.

02- Monumento a Francisco de Paula Martí Mora

En primer lugar os diré quién fue Francisco de Paula Martí y Mora, un valenciano, nacido en Játiva en 1761 y que murió en 1827 en Lisboa. Estudió Bellas artes en Valencia, aunque fue polifacético, pues trabajó como grabador, criptógrafo, escenógrafo y dramaturgo, aunque su mayor virtud, y por lo que fue ampliamente reconocido, fue su faceta de inventor, pues creó la pluma estilográfica en 1799, con un objeto al que llamó pluma-fuente, pero como no desarrollo ampliamente el mecanismo, no es considerado su inventor; aunque si se le reconoció ser el creador de la taquigrafía española. En 1802, fundó la Real Escuela de Taquigrafía, al frente de la cual permaneció hasta su muerte, y en 1803 publicó su obra Tachigrafia castellana.

En cuanto al monumento, se inauguró el 14 de octubre de 1961 frente a la Puerta de América, aunque en 1968 se trasladó a su actual emplazamiento, el cual podéis ver en el mapa adjunto. Se construyó con fondos aportados a los asistentes al IV Congreso Hispano-Americano-Filipino de Taquigrafía celebrado en Vitoria que, en 1957, decidieron levantar este monumento. Su primera idea era ubicarlo en el Parterre, pero no se consiguió por oposición del Ayuntamiento, que obligó a inaugurarlo frente a la Puerta de la América Española.

El monumento consta de varias partes. En primer lugar, un busto del homenajeado sobre un pedestal de granito con forma de prisma de 2,20 metros de altura por 0,90 de ancho y fondo, y donde se han grabado las siguientes inscripciones: “A FRANCISCO DE PAULA MARTI MORA” y, más abajo de ésta y con letra más pequeña, “INVENTOR DE LA TAQUIGRAFIA ESPAÑOLA 1761 – 1877”. Por detrás, y dando majestuosidad el monumento aparece una estructura con un vano central y dos ventanas, coronada por un dintel de 3,50 metros de alto por 5,60 metros de ancho y 0,50 metros de fondo. En el dintel, aparece inscrito “CURRANT VERBA LICET MANUS EST VELOCIOR ILLIS NONDUM LINGUA SUUM DEXTRA PEREGIT OPUS MARCIAL”. Es de señalar que, en la parte exterior de la jamba derecha, aparece la autoría del monumento “E. CUARTERO ESCULTOR – P. CUARTERO ARQUITECTO”.

03- Monumento a Justo Arosamena

Como en el monumento anterior, os voy a contar quien fue el personaje aquí homenajeado. Justo Arosamena Quesada fue un político nacido en Panamá en 1817, cuando aún formaba parte del Virreinato español de Nueva Granada, y falleció en 1896 en Colombia, en la ciudad de Colón. Está considerado como uno de los panameños históricamente más importantes, y fue, durante sólo tres meses en 1855, presidente del Estado Federal de Panamá, y participó, en 1863, en la redacción de una nueva Constitución para la República de Colombia.

En lo que respecta al monumento, se fundó el 2 de octubre de 1978 por iniciativa del embajador de Panamá, Moisés Torrijos, y en el año 1994 se trasladó hasta su posición actual en la Plaza de Panamá como parte del Plan de Actuación del Retiro llevado a cabo en aquel año. Está formado por un monolito de forma troncopiramidal de 1,90 metros de alto por 0,95 de ancho y 0,55 de fondo, sobre tres escalones de granito, estando todo el conjunto enfoscado excepto el primer escalón. En la parte superior, está la imagen del político, en un busto redondo de bronce, de frente, en bajorrelieve, y debajo la inscripción con los años de su nacimiento y muerte. Debajo hay una placa rectangular de bronce, con la inscripción “LA PATRIA DEL HOMBRE ES EL MUNDO Y SI EN MÍ CONSISTIERA BORRARÍA DE TODOS LOS DICCIONARIOS LA PALABRA “EXTRANJERO” JUSTO AROSEMENA”. En la parte inferior del monolito, también en bronce, aparece el nombre del lugar, “PLAZA PANAMÁ”.

04- Monumento a Pedro Vargas

Pedro Vargas, cuyo nombre real era Pedro Cruz Mata, nació en la ciudad mexicana de San Miguel de Allende  en 1906, y falleció en Ciudad de México en 1989. Fue un cantante y actor mexicano, que destacó como intérprete de boleros, aunque su preparación musical, iba dirigida al mundo de la ópera como tenor.

Este monumento fue erigido en 1991, dos años después de su muerte, por petición de su hijo, frente a la antigua Sala Florida Park, lugar donde tantas veces actuó y que le proporcionó su fama en España. El busto del cantante, de bronce, obra del escultor Luis Sanguino, que estampó su firma en el hombro izquierdo de la efigie, está situado en un pedestal de piedra caliza de forma escalonada y en el frente, hay una placa, también de bronce con la inscripción: “A PEDRO VARGAS SUS AMIGOS DE ESPAÑA Y MÉXICO MADRID 28-5-91”.

05- Hércules y el León de Nemea

Esta estatua forma parte de un grupo escultórico, esculpido en el siglo XVII, y del que también formaba parte la estatua, que veremos posteriormente, de Hércules y la Hidra de Lerna, trasladadas ambas desde el Palacio real, en el reinado de Carlos III.

 

Es de piedra caliza, y en ella aparece Hércules de cuerpo entero, desnudo, luchando con el León de Nemea, al que está venciendo. El pedestal es de granito, tiene planta elíptica y está rematado con molduras. La escultura mide 1,70 metros de alto por 0,80 metros de ancho y 1,10 metros de fondo, y el pedestal, 0,85 metros de alto por 0,50 metros de ancho y 0,80 metros de fondo.

Hércules es el héroe más famoso de toda la mitología romana y al que, entre otras grandes hazañas, le fueron encomendados los Doce Trabajos. Aunque sus padres reconocidos fueron Alcmena y Anfitrión, en realidad era hijo ilegítimo de Zeus. La engañada esposa de éste, Hera, intentó hacerlo desaparecer y ordenó a Eristeo, el primo de Hércules, que le encargase los Doce Trabajos: luchar contra el león de Nemea; pelear contra la hidra de Lerna; traerle vivo al jabalí de Erimanto; capturar a la cierva de Cerinia; acabar con las aves del lago Estinfalo; limpiar los establos del rey Augias; traer vivo al toro de Creta; conducir a las yeguas de Diomedes; conseguir el cinturón de la reina Hipólita; llevarse los bueyes del rebaño de Geriones; traer de los Infiernos al can Cerbero; y traer las manzanas de oro de las Hespérides.

06- Monumento a Enrique Tierno Galván

Enrique Tierno Galván, nacido en Madrid en 1918 y fallecido también en la capital en 1986, doctor en Derecho y en Filosofía y Letras, ensayista, y Catedrático de Derecho Político en las universidades de Murcia y de Salamanca. También fue profesor en la Universidad de Princenton en Estados Unidos. Regresó a España en 1967, donde fundó el Partido Socialista Popular y con el que logró ser elegido diputado en 1977, en las primeras elecciones democráticas tras la dictadura. Fue elegido, ya como miembro del PSOE, Alcalde de Madrid en 1979. Como impulsó y apoyó personalmente el auge de la Feria del Libro de Madrid, cuyo emplazamiento trasladó hasta el Parque de El Retiro, los libreros quisieron rendirle un homenaje y costearon este monumento.

Fue inaugurado en 1986, y está formado por un bloque de granito con forma de prisma, en cuya parte superior aparece abierto por su mitad un libro esculpido en bronce. En la parte frontal de la  piedra, hay una placa, también de bronce, con la leyenda “LA FERIA DEL LIBRO DE MADRID A D. ENRIQUE TIERNO GALVAN MAYO 1986” situada bajo el logotipo de la Feria del Libro. Su autor es Ferrer, como indica una inscripción en el lateral derecho. El libro esculpido mide 0,10 metros de alto por 0,40 de ancho y 0,50 de fondo, mientras que las dimensiones del pedestal son de 0,90 metros de alto por 0,80 ancho por 0,65 de fondo.

07- Diosa Hera

La Diosa Hera, pertenece a la mitología griega, y es la diosa más importante del Olimpo, hija de Crono y Rea, y hermana de Zeus y su tercera esposa, y es la protectora de las mujeres casadas.

La escultura es del siglo XVIII y, en un principio, estaba situada en  los Jardines de Cecilio Rodríguez, pero en 2006, fue trasladada a su actual localización, delante de los Jardines de Herrero Palacios. Se trata de una representación de cuerpo entero en la que Hera aparece sujetando su manto, mientras con la derecha sostiene una granada, símbolo de esta diosa. La escultura, confeccionada en piedra caliza, se apoya en una base de granito, de forma ovalada con molduras, en cuya parte posterior, aparece la inscripción “IB-BLANCUS-S”. La estatua mide 1,50 metros de alto por 0,60 de ancho y 0,50 metros de fondo, mientras que el pedestal, 1,10 por 1,30 y 0,90. 

08- Osos sentados en la Casa de Fieras (Jardines de Herrero Palacios)

En los Jardines de Herrero Palacios, donde estaba situada la antigua Casa de Fieras, existe un paseo central, que armoniza todo el conjunto, en cuyos extremos, se encuentran  sendas pareja de Osos, unos sentados, y los del extremo contrario, tumbados (de los que os hablaré posteriormente. Están esculpidos en granito, sin mucho detalle, y fueron realizados alrededor de 1850, y en un principio, estaban situados en el foso de los osos polares. Ambos son idénticos y tienen la mirada al frente, confluyendo su vista en el paseo.

09- Banco Troncocónico

En un lateral de los Jardines de Herreros Palacios, más o menos a la altura de la mitad del paseo central, se halla un Banco troncocónico, colocado en la Casa de Fieras, allá por 1830. Se trata simplemente de un elemento decorativo más de los jardines, aunque se piensa  que cuando funcionaba el pequeño “zoológico”, tenía otro tipo de función, como servir de acomodo a los transeúntes para observar confortablemente algún espacio con animales.

Está formado por tres cuerpos como si de una columna se tratara: la  basa, que hace de asiento y que está compuesta por losas de piedra que apoyan sobre ménsulas, asentándose éstas en la tierra; el fuste; y el remate, hecho de piedra caliza y es el más decorado.

10- Osos tumbados en la Casa de Fieras (Jardines de Herrero Palacios)

Como he comentado anteriormente, estos osos culminan el paseo central de los jardines, por el lado opuesto de los osos sentados. Al igual que sus hermanos sedentes, los osos tumbados fueron construidos sobre 1850 en granito. A diferencia de los otros, estos no son iguales, pues el de la izquierda tiene la cabeza hacia abajo, mientras que el de la derecha la tiene levantada y girada hacia el paseo.

11- Estatua de Venus o Thalía (Jardines de Cecilio Rodríguez)

Hay mucha controversia en cuanto a esta escultura pues ni los mismos expertos se ponen de acuerdo. Mientras que unos aseguran que se trata de la diosa romana Venus, relacionada con el amor, la belleza y la fertilidad, otros, afirman que es una figura dedicada a Thalía, musa de la comedia y de la poesía bucólica. Y, sin descartar en absoluto la primera versión, yo como gato estudioso y, sobre todo, muy detallista, me decanto por esta última afirmación, pues es de la que más documentos y explicaciones fiables hay, y en las que más me he centrado para exponeros esto.

 

Thalía siempre suele ser representada con una máscara cómica en sus manos y un cayado de pastor, pero en este caso, como tiene los brazos cercenados, estos símbolos no aparecen, lo que da lugar a la confusión con la diosa Venus. La estatua es obra del escultor Francisco Elías Vallejo y fue realizada para adornar el interior del Teatro Real junto con otra escultura con la que haría pareja, pero que nunca se llegó a realizar por lo que fue sacada al centro de la actual plaza de Isabel II, pero esta ubicación, constituía una incongruencia pues se colocó ante un teatro donde jamás se representaban comedias, por lo que, en 1929, se trasladó a los Jardines diseñados en el Buen Retiro por Cecilio Rodríguez que, al ocuparse también de su restauración en la Posguerra, fueron bautizados con su nombre. En 1997 se construyó el pedestal sobre el que se apoya, con el fin de elevar la estatua, y adecuar el estilo con el paisaje de alrededor.

12- Estatua de Hércules y la Hidra de Lerna

Esta estatua esculpida en el siglo XVII o a principios del XVIII, y forma pareja con la Estatua de Hércules y el León de Nemea, comentada anteriormente y, también está dicho que ambas fueron aquí trasladadas desde el Palacio Real en tiempos de Carlos III.

En ella se representa la escena mitológica en la que Hércules y su sobrino Yolao se enfrentan a uno de los doce trabajos que Euristeo le encomendó, matar a la Hidra. El pedestal sobre el que se apoya es de más moderno y estando formado por dos piezas, con moldura en la superior y forma de elipse. La parte superior es de piedra caliza y la inferior, al igual que la base, de granito.

13- Busto de Cecilio Rodríguez (Jardines de Cecilio Rodríguez)

En los Jardines del mismo nombre, se encuentra el busto dedicado a Cecilio Rodríguez, creado por Josep Algueró Baeza e inaugurado en 1949 como homenaje al que fuera Jardinero Mayor de El Retiro, y diseñador y constructor de estos jardines que llevan su nombre, que también restauró tras la Guerra Civil Española.

El busto es de piedra caliza y, en el lado izquierdo de su base, figura la firma del autor y la fecha en que fue realizado: “J. Algueró / 1949”. Está colocado sobre un pedestal de granito con dos cuerpos superpuestos: el superior, de forma troncopiramidal y en cuya parte frontal está el escudo de Madrid y, bajo éste, la inscripción “A CECILIO RODRÍGUEZ – JARDINERO MAYOR – EL AYUNTAMIENTO DE MADRID – 1949”; y el inferior, de forma cúbica con una ancha base flanqueada por volutas y con un capitel con molduras, donde hay una placa tallada con motivos vegetales.

14- Placa a Mariano de Cavia

Mariano de Cavia fue un periodista taurino, nacido en Zaragoza, que falleció en Madrid en 1920. Fue académico de la RAE y destacó por ser un gran defensor del idioma español.

La lápida es de 1921 y se puso en un edificio de la plaza que llevaba su nombre, pero en 1975 se tiró la casa, con la lápida incluida. Cuando se enteró el Concejal de Distrito D. Antonio Horcajo, ordenó buscarla entre los escombros y una vez localizada se la puso donde está ahora, en la tapia de la Puerta que lleva su nombre. Es de forma rectangular, formada por cuatro losas de piedra, alrededor de otra que contiene el busto en relieve del periodista. En la placa inferior aparece, con letras de bronce, la inscripción: LA VILLA DE MADRID – A – MARIANO DE CAVIA. Mide en su totalidad 1,15 x 0,75 m.

Bien queridos amigos, espero que os haya gustado esta primera incursión en los elementos distintivos de El Retiro. En próximos artículos, os seguiré diseccionando este maravilloso parque madrileño. Os espero, no faltéis y recordad… ¡PASO LISTA! Saludos gatunos.

Texto: + Manolo G. Sanahuja (El Blog de Madriles)
Fotos: + Manolo G. Sanahuja (El Blog de Madriles)
 
REFERENCIAS:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *